Skip to content
info@schoolnurses.es     91 005 91 18                             Bolsa de trabajo
Claves para prevenir y eliminar los piojos: consejos para padres

Los piojos son un problema frecuente en los niños en edad escolar. La vuelta al colegio suele ser el momento más temido para los padres, ya que es justo en esta época cuando los pequeños suelen contagiarse. Esto puede deberse a que el calor y la humedad propia de los meses de otoño y primavera ofrecen el ambiente propicio para que estos parásitos se reproduzcan.

 

Al contrario de lo que se piensa, el contagio de piojos no está relacionado con la falta de higiene. Además, también es importante saber que estos no vuelan ni saltan para pasar de una persona a otra, sino que se desplazan caminando. Esto significa que es entonces el contacto directo con personas infestadas, accesorios o ropa lo que puede provocar el contagio.

 

¿Se puede prevenir el contagio de piojos?

 

El principal problema de los piojos, además de la incesante picazón e irritación que provocan, es que se trata de un parásito que se contagia con mucha facilidad. El calor y la humedad propician su reproducción, pero ciertas condiciones también favorecen el contagio como la aglomeración de niños en lugares cerrados. Esto hace que evitar el contagio de los niños sea un poco difícil.

 

Sin embargo, los padres pueden poner en práctica algunos consejos básicos que podrían ayudar a disminuir el riesgo de contagio.

 

  • Revise el pelo de sus hijos con frecuencia para buscar liendres o piojos.
  • Las niñas, que son las más propensas al contagio, deben llevar el pelo recogido.
  • El uso de gominas, acondicionadores y lacas es de gran ayuda porque dificulta que los piojos se agarren del pelo.
  • Evite que los niños compartan peines, cepillos, gorras, bufandas y toallas.
  • Limpie con frecuencia los cepillos y peines con agua caliente.

 

Cómo eliminar los piojos

Si tras la revisión encuentra piojos en el pelo de sus hijos, deberá iniciar el tratamiento para su eliminación de inmediato. Los más usados son los productos pediculicidas como lociones, champús y cremas porque son eficaces y seguros. Por lo general, suelen tener una primera aplicación y unas semanas después debe repetirse.

 

Estos productos deben aplicarse con el pelo seco para después proceder a lavarlo. Hecho esto y con el pelo húmedo, se debe utilizar una lendrera para eliminar los piojos y liendres. Tenga en cuenta que este es un trabajo minucioso que debe hacer de forma cuidadosa y con mucha paciencia, ya que cualquier huevo que quede vivo infestará de nuevo la cabeza. Si hay alguien más afectado en casa, debe hacerse el tratamiento el mismo día.

 

En los días posteriores a la aplicación del tratamiento, debe seguir revisando a su hijo con el peine de púas y repetir el procedimiento cuando lo indique el producto. Por lo general, se hace a los 7 o 10 días. Después de esto las revisiones serán menos frecuentes, pero no hay que olvidarse de hacerlas, ya que es una forma de prevenir su contagio.

 

Como recomendación final, es importante que si su hijo se ha contagiado avise al colegio. De esta manera alertará a los demás padres y evitará que siga propagándose el parásito.

Deja un comentario





Scroll To Top