Atragantamientos en niños

Disfraces, fiestas y atracón de dulces son el común denominador de fechas como estas, igual que cumpleaños, en las que los niños compiten por conseguir su “tesoro” de bolsas repletas de chuches.

Debemos estar atentos a posibles atragantamientos, muy frecuentes en este tipo de fiestas en que se meten el caramelo en la boca y salen corriendo para la siguiente casa.

En Halloween, entre las máscaras y que perdemos de vista a los pequeños el riesgo aumenta. Es muy importante no olvidar que deben de estar bajo la supervisión de sus padres o de personas adultas.

Desde la enfermería escolar, solemos dar talleres de primeros auxilios a alumnos, profesores y a veces a padres, pero es importante refrescar las maniobras de Heimlich y saber actuar. Existen dispositivos que pueden ayudar si estos maniobras no fuesen efectivas como los desatragantadores, pero siempre en mejor prevenir que tener que pasar ….un SUSTO DE VERDAD.

OTROS RIESGOS PARA LA SALUD.

1- Moderar el azúcar:

Los dulces son hechos con glucosa; si bien esta es combustible para las neuronas y brinda energía, su ingesta debe controlarse porque puede causar desequilibrios en el cuerpo y promover el desarrollo de la peligrosa obesidad infantil.

Los niños no deberían consumir más de 15 o 20 gramos de glucosa al día, pues la mayoría de los azúcares de los dulces no nutren, y por eso se denominan calorías vacías, lo que exige restringir su consumo.

El exceso tiende a convertirse en grasa en el cuerpo, con los riesgos que ello implica. Pero, como se trata de una fiesta, es importante que ese día los niños que van a consumir dulces en la noche lo hagan con moderación.

2- Caries:

Los azucares por sí solos no causan caries, pero sí favorecen su aparición cuando no hay unas buenas prácticas de limpieza. El azúcar en la boca se convierte en ácido, favorece la formación de placa y el crecimiento bacteriano, que daña las capas externas de los dientes.

3- Cólicos y dolores de estómago

Muchas golosinas de las que se reparten durante la noche de las brujas están hechas, además de azúcar, con grasas y otros elementos como colorantes, saborizantes y preservantes, que no deben formar parte de una dieta saludable y al ser consumidos pueden irritar el estómago y el intestino de los niños, produciendo cólicos e, incluso, diarrea y vómito.

4- No en menores de 2 años

Aunque el gusto por el dulce no respeta edad, no es conveniente que a los menores de 2 años consuman caramelos y dulces de Halloween.

Aparte del peligro que conlleva un dulce que puede atragantarse en la garganta, también es importante saber que la excesiva cantidad de azúcares en un organismo menor puede causar desequilibrios metabólicos significativos, así sea por un día.

5- Cuidado con las alergias alimentarias:

Evita los desencadenantes de las alergias. Enseña a los niños con alergias a estar atentos a los alérgenos en la lista de ingredientes de cualquier regalo que reciban.

Solicita un presupuesto personalizado para tu Colegio:

Una enfermera escolar SUMA SALUD en tu colegio.

Deja un comentario