Skip to content
info@schoolnurses.es     91 005 91 18                             Bolsa de trabajo
La importancia de respetar los horarios de cada comida en edad escolar.

Una de las claves de una buena alimentación es que sea ordenada y planificada. Con los recién nacidos los horarios de comida no funcionan bien porque ellos atienden a los ritmos naturales que les marca su cuerpo. Pero a medida que van creciendo esto va cambiando y una vez que los niños se van incorporando a la vida familiar y escolar es importante crear hábitos en ellos.

 

Las rutinas dan una sensación de seguridad y tranquilidad los niños, pero la falta de ellas genera un desorden que va empeorando con el tiempo. Por ello, si quiere que su hijo desarrolle hábitos de alimentación saludable es esencial poner orden en las comidas. Los horarios escolares ayudan un poco a establecer el momento de comer, pero es fundamental que los padres inculquen a sus hijos el respeto por los horarios de todas las comidas, incluyendo la merienda y la cena.

Las principales comidas y sus horarios recomendados

¿Cuántas comidas se deben hacer? Los especialistas aún no se ponen en total acuerdo, pero lo mínimo serían 4 comidas: desayuno, almuerzo, merienda y cena. Conozca los requerimientos que debería cubrir cada una y la hora más idónea para tomarlos.

 

  • Desayuno. Es la comida que aporta la energía necesaria para comenzar el día, de allí su gran importancia. Debe cubrir, como mínimo, el 25% de las necesidades nutricionales y se suele tomar temprano, alrededor de las 8 de la mañana.
  • Almuerzo. Debe cubrir entre el 35 y el 40% de las necesidades nutricionales y no debería servirse más tarde las 12:30 del mediodía.
  • Merienda. Si se ha comido antes de la 1 de la tarde, a las 4 ya han pasado suficientes horas. En ese momento se debería tomar la merienda, la cual no puede ser excesiva para evitar perder el apetito para la hora de la cena.
  • Cena. Esta comida debe aportar el 30% de los requerimientos de energía diarios. Debe ser entre las 7 y las 8 de la noche para que los niños puedan dormir bien.

Beneficios de respetar los horarios de comida

Algunas veces puede ser difícil para los padres respetar los horarios de comida. Sin embargo, hay que evitar en la medida de lo posible estas alteraciones para que los niños puedan mantener un equilibrio en sus vidas. Comer siempre a la misma hora ofrece muchos beneficios. Estos son los más importantes.

●     A nivel físico

Cuando los niños llevan un horario regular en su alimentación, su sistema digestivo incrementa la producción de jugos gástricos solo en horas determinadas. Esto no solo permite que el organismo del niño tenga un ahorro energético significativo, sino que además el estómago solo sentirá necesidad de trabajar a esas horas. Esto ayuda a evitar que los niños piquen entre horas.

●     A nivel intelectual

Respetar los horarios de cada comida estimula a los niños a que sean metódicos y organizados en el resto de las tareas que deban realizar. Además, de forma inconsciente, irán aprendiendo sobre la importancia que tiene la alimentación en la vida.

 

Finalmente, debe tener en cuenta que algunas veces habrá que ser flexible. Es decir, habrá días en los que ciertas circunstancias o celebraciones harán que el horario de comidas no se cumpla. En esos casos no pasa nada, ya que también es importante disfrutar de esas ocasiones. Una vez pasada la excepción, solo hay que retomar la rutina y listo.

Solicita un presupuesto personalizado para tu Colegio:

Deja un comentario





Scroll To Top