Skip to content
info@schoolnurses.es     91 005 91 18                             Bolsa de trabajo
Lavado de manos, la clave para evitar enfermedades en los niños

La diarrea y la neumonía son dos de las enfermedades más comunes entre los niños, sobre todo en los mejores de 5 años. Al año más de 3,5 millones de niños mueren como consecuencia de estos padecimientos, y aunque no lo crea, la prevención es más sencilla de lo que se cree: lavarse las manos.

 

Y es que el lavado de manos es una medida de prevención clave para evitar el contagio de enfermedades infecciosas. Esta acción no solo puede evitar sufrir de una enfermedad de este tipo, sino que además reduce la posibilidad de propagarla. Por ello es fundamental que los niños entiendan la importancia de lavarse bien las manos de forma constante.

¿En qué casos hay que lavarse las manos?

Los niños deben aprender que lavarse las manos no es algo que deben hacer solo cuando las tienen sucias de forma evidente. Las enfermedades se transmiten por los gérmenes, los cuales pueden estar incluso en lugares que parecen estar limpios.

 

Estos microorganismos, que pueden ser virus, bacterias, hongos y protozoos, son tan pequeños que solo pueden verse con un microscopio. Lo que significa que se pueden introducir en el cuerpo sin que las personas lo noten. El correcto lavado de las manos crea una barrera que impide que estos gérmenes afecten el organismo.

 

Teniendo esto en cuenta es importante que los niños sepan de forma clara cuándo deben lavarse las manos:

 

  • Antes de comer y cocinar.
  • Antes y después de usar el baño.
  • Después de jugar al aire libre.
  • Después de tocar animales, incluso si son las mascotas de la casa.
  • Después de sonarse la nariz, estornudar o toser.
  • Después de usar el transporte público.
  • Antes de tocar bebés.
  • Después de visitar o cuidar personas enfermas.

¿Cómo lavarse las manos correctamente?

Para que el lavado de manos cumpla con su función de proteger contra los gérmenes, es importante hacerlo bien. Es decir, no bastará con abrir el grifo, mojarse las manos y listo. Los niños deben aprender a lavarse las manos de forma correcta para poder prevenir enfermedades. Lo mejor de todo es que hacerlo bien nunca tomará más de 30 segundos. Estos son los pasos a seguir:

 

  • Mojarse las manos con agua limpia, puede ser fría o preferiblemente tibia. Es importante cerrar el grifo para no desperdiciar agua.
  • Tomar el jabón y enjabonar bien cada parte de las manos, frotando las palmas y asegurándose de que llegue bien la espuma entre los dedos.
  • Prestar especial atención a las uñas, ya que el sucio suele acumularse en esta parte y es el sitio preferido de los gérmenes para ocultarse.
  • Retirar el jabón muy bien y repetir el enjabonado en caso de que las manos aún estén sucias.
  • Secar con una toalla limpia si es en casa y si es en un lugar externo preferiblemente con toallas de papel o con un secador de aire.

 

Si se tienen en cuenta estas recomendaciones y se les enseña a los niños la importancia de lavarse las manos será más sencillo prevenir la aparición de enfermedades infecciosas que pudieran poner en riesgo su salud e incluso la vida.

 

Deja un comentario





Scroll To Top