Skip to content
info@schoolnurses.es     91 005 91 18                             Bolsa de trabajo
Algunas claves para una buena alimentación

Para mantener un buen estado de salud es fundamental tener una alimentación sana y equilibrada. Esto se consigue incorporando de forma variada los diferentes nutrientes y grupos de alimentos que existen y además, haciéndolo con la frecuencia adecuada y en las cantidades necesarias de acuerdo a los requerimientos de cada persona.

 

En el caso de los niños es esencial que los padres no limiten su alimentación a sus comidas preferidas. Es de vital importancia que desde pequeños tengan hábitos de alimentación saludable para que crezcan sanos y fuertes. Además, no se debe eliminar ningún nutriente, ya que cada uno cumple una función en el cuerpo. Las proteínas y los minerales ayudan a formar los tejidos musculares y los hidratos de carbono y las grasas aportan energía, por ejemplo.

Calcular los nutrientes necesarios

Una de las principales claves para alimentarse bien es calcular de forma adecuada los nutrientes que necesita cada persona. Para ello hay que tomar en cuenta factores como la edad, el sexo y la actividad física que se realiza. Y es que, un niño de 3 años no tiene las mismas necesidades que uno de 9, ni un adulto de 28 años las mismas que una persona de 60.

 

El sexo afecta porque los hombres gastan más energía que las mujeres y por ende necesitan más nutrientes para reponer este gasto. Lo mismo ocurre con las actividades físicas, dado que también implican un gasto de energía, quien se ejercite más necesitará una mayor cantidad de nutrientes.

Consejos para tener una alimentación adecuada

Para tener una alimentación saludable, además de calcular los nutrientes en función de cada persona, es recomendable seguir algunos consejos que le ayudarán en el proceso.

●     Reduzca de manera drástica los alimentos procesados

Los productos procesados industrialmente no solo son hipercalóricos, sino que además tienen pocos nutrientes. Alteran los mecanismos de saciedad y por ende, hacen que coma más de lo que necesita.

 

Por ello, lo mejor que puede hacer es reducir su consumo al mínimo posible, e incluso eliminarlos de su dieta. Debe optar por productos frescos como verduras, frutas, legumbres, frutos secos, semillas, etc.

●     Utilice el método del plato de Harvard

Se trata de una guía para crear comidas saludables realizada por expertos en nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard. Consiste en dividir el plato en porciones variadas en función del tipo de nutriente. La mitad del plato deben ser vegetales, un cuarto debe ser proteínas ligeras como pollo, pescado, pavo, huevos, tofu, legumbres, etc. Es mejor evitar la carne roja y en especial los embutidos. El otro cuarto del plato debe ser cereales, mucho mejor si son integrales, como la quinoa, la avena o el arroz.

●     Planifique sus comidas

Una gran estrategia para alimentarse bien, no saltarse comidas ni comer alimentos altos en calorías y bajos en nutrientes es planificar las comidas. De esta manera no solo podrá comer más sano, sino también ahorrar tiempo y dinero. Al hacer su menú semanal podrá pensar con anterioridad qué comidas saludables quiere preparar y hacer la lista de la compra basándose en estas opciones.

 

Si toma en cuenta estas recomendaciones podrá tener una alimentación más saludable tanto usted como su familia. Recuerde que alimentarse de forma adecuada es esencial para tener una buena salud y calidad de vida.

Solicita un presupuesto personalizado para tu Colegio:

Deja un comentario





Scroll To Top