Skip to content
info@schoolnurses.es     91 005 91 18                             Bolsa de trabajo
Consejos para incentivar una infancia activa

Los niños son físicamente activos por naturaleza. Así que es importante que los padres asuman su necesidad de movimiento como algo natural. Que quieran moverse de un lado a otro no es necesariamente porque sean traviesos, aunque algunos pueden serlo, sino porque son niños sanos que necesitan de ciertos estímulos.

 

Sin embargo, también debe saber que a medida que se hacen más grandes puede ser difícil que los niños tengan la suficiente actividad física. Esto puede ocurrir por varias razones como las exigencias de la escuela, familias muy ocupadas o la ausencia de una figura de autoridad que los incentive.

 

De allí que los padres tienen una gran responsabilidad para enseñar a los niños a incorporar la actividad física en su día a día y sobre todo a disfrutar de ellas. Así que si quiere saber cómo puede incentivarlos a que tengan una infancia más activa, estos consejos podrían ayudarle.

 

●     Toda la familia debe adoptar un estilo de vida activo

El entorno familiar es clave para que los niños tengan una infancia activa. Y es que, padres, madres y hermanos deben ser los principales promotores de las actividades físicas de estos, sobre todo porque son el principal agente socializador de los pequeños. Una buena idea es caminar juntos al colegio (si es posible), montar bicicleta, irse de camping, entre otros. El objetivo es que desde la familia se promueva el estilo de vida activo.

 

●     No obligue al niño a realizar una actividad física

Los niños suelen tener mucha energía, pero no todo el tiempo tienen las fuerzas ni el ánimo para realizar actividades. Si a veces los adultos nos sentimos fatigados y sin ánimos, ellos también y eso hay que entenderlo. Por ello, no es recomendable obligarlos a realizar ninguna actividad si no quieren. Como padre debe estimularlos para que estén activos, pero siempre respetando sus tiempos de pausa.

 

●     Elija actividades de acuerdo a la edad del niño

De no ser así, es probable que el niño se aburra y hasta se frustre con ciertas actividades. Los niños en edad preescolar, por ejemplo, necesitan de ejercicios para el desarrollo de sus habilidades motrices, por lo que pueden patear o lanzar una pelota, saltar en un pie, montar bici, entre otros. Los que están en edad escolar pueden hacer deportes tradicionales como fútbol, béisbol, baloncesto, artes marciales, etc.

 

●     Procure que sean actividades que el niño disfrute

Debe poner énfasis en la diversión porque la mayoría de los niños no harán nada que no disfruten. Por tanto, debe procurar que la actividad que realicen realmente les guste. Al momento de elegir, ofrézcale dos o tres opciones y dependiendo de lo que exprese, así como de sus habilidades, podrá proponer actividades interesantes para ellos.

 

Tanto la felicidad como la salud de los niños están asociadas con el movimiento libre y creativo. Así que si quiere que su hijo esté saludable y al mismo tiempo feliz, incentívelo a través de las actividades físicas para que tenga una infancia mucho más activa.

 

Solicita un presupuesto personalizado para tu Colegio:

Deja un comentario





Scroll To Top