dormir niños

El sueño es de vital importancia en el desarrollo intelectual del niño. Un buen descanso aporta grandes beneficios para su salud.

Durante el sueño se producen 3 procesos esenciales:
1- Se consolidan las experiencias vividas durante el día, es decir la creación de recuerdos.
2- Se restauran las capacidades atencionales.
3- Se activa el sistema inmunológico y se eliminan toxinas.

La falta de sueño en niños tiene como consecuencia:

-Bajada del rendimiento intelectual del niño

-Cambios de humor: (irritabilidad, rabietas)
Cada niño es diferente. Habrá días en los que por alguna razón nuestros hijos necesiten dormir más o menos de lo indicado.

-Una manera fácil de hacer que nuestros hijos se acostumbren a acostarse a sus horas es el crear desde bebés una rutina antes de dormir. La rutina para prepararse para dormir puede ser muy fácil, especialmente si la iniciamos cuando aún son bebés. Por ejemplo: después de cenar le damos un baño o le leemos un cuento (según la edad que tenga).

-Otro aspecto importante para considerar, es la alimentación, pues ciertos alimentos pueden alterar la calidad del sueño. Evita alimentos grasos y alimentos muy condimentados. También debes evitar los alimentos dulces, así como los refrescos.

-No es recomendable el uso de pantallas antes de dormir. Lo recomendable es apagar pantallas en toda la casa una hora antes de acostarnos, pues está comprobado que son enemigas del buen sueño.

Según la National Sleep Foundation, entidad referente en la investigación sobre el sueño, la luz azul emitida por las pantallas puede retrasar en los niños la liberación de melatonina, la hormona que induce el sueño, promoviendo el estado de vigilia.

Los dispositivos electrónicos interfieren en el ritmo circadiano, el ritmo biológico de vigilia y sueño, lo que vendría a ser el reloj biológico interno que nos ayuda a dormir.

Están son las horas que deberían dormir los niños según su edad:

-Hasta los 6 meses, entre 15 y 20 horas.

-De 6 meses a 1 año, unas 15 horas aproximadamente.

- De 1 a 3 años. Cada niño debería dormir entre 10 y 13 horas al día. Si a los 3 años, la hora de la siesta se convierte en una auténtica batalla campal, no insistas. Escucha las necesidades de tu hijo. Quizá sea el momento de abandonar la siesta. Es a partir de esta edad cuando los niños comienzan a dormir toda la noche sin despertares.

-A los 4 y 5 años. Duermen de 11 a 12 horas por la noche.

- Entre los 6 y los 8 años, el niño necesita de 10 a 11 horas de sueño

- Entre los 10 y 12 años, unas 10 horas.

-De 13 a 18 años, 8- 9 horas.

Solicita un presupuesto personalizado para tu Colegio:

Una enfermera escolar SUMA SALUD en tu colegio.


La información sobre temas de salud ofrecida en este blog es de tipo general y sólo tiene un fin educativo y/o de información.

No debe tomar o dejar de tomar acciones, basado única, parcialmente y exclusivamente en el contenido de este blog. 

Esta información no ha sido creada con el propósito de aconsejar, instruir, diagnosticar o dar recomendaciones con respecto a cualquier enfermedad, dolencia, o condición física, y no debe ser considerada como información completa o definitiva. 

No deberá interpretar que el contenido de este blog sugiere ningún tipo de tratamiento, dieta, medicina o programa de salud.

No se debe confiar en la información como una alternativa al asesoramiento de su médico u otro médico profesional.

Consulte siempre con su médico antes de comenzar cualquier tratamiento, medicina, dieta o programa de salud. Si tiene cualquier pregunta específica sobre cualquier asunto médico debe consultar siempre a su médico u otro profesional de la salud profesional.

Si cree que puede estar sufriendo de algún problema médico debe buscar atención médica inmediata. Nunca se debe retrasar la búsqueda de consejo médico, ignorar los consejos médicos o interrumpir el tratamiento médico debido a la información  incluida en este blog.

No deberá actuar o abstenerse de actuar basándose en alguna información que haya leído en las páginas de este blog, sin antes obtener consejo u opinión de un profesional capacitado en el tema correspondiente.

No todos los contenidos nos son redactados por especialistas sanitarios, por ello no se deben tomar como información médica.

Exención de la responsabilidad de SchoolNurses.es

El usuario de este blog acepta no hacer responsable de los daños derivados de o relacionados con la confiabilidad de la información médica proporcionada.

Además, se compromete a no repetir la información médica de lo que se lee en este blog a un tercero, dado que dicho tercero puede no haber leído esta exención de responsabilidad y entendido adecuadamente las advertencias correspondientes a la recepción de la información incluía en este blog personal.

POLÍTICA DE PRIVACIDAD >>

Deja un comentario