Skip to content
info@schoolnurses.es     91 005 91 18                             Bolsa de trabajo
Fortnite, un videojuego que causa preocupación entre padres y maestros

Fortnite, un videojuego que causa preocupación entre padres y maestros

Fortnite se ha convertido en un fenómeno entre los adolescentes, e incluso entre los más pequeños. Con unos 250 millones de jugadores, de los cuales 78,3 millones son activos, este videojuego también ha llamado la atención de padres, maestros y centros educativos por la influencia que puede tener en los jóvenes, llegando en muchos casos a convertirse en una adicción.

 

Un caso famoso ha sido el de una ‘estrella de Fortnite’ que se hizo viral por un video en el que aparece llorando desconsoladamente, tratando de exhortar a la compañía Epic, que son los creadores del juego, a que suspendieran su expulsión de la plataforma. Según explican en un artículo de la BBC, Jarvis Khattri, el joven jugador, fue vetado de por vida por utilizar un software para hacer trampa en el videojuego.

 

Fortnite es un juego de estilo ‘batalla campal’ que combina guerra y retos. Los jugadores pueden ir a la batalla solos o en equipo, y el objetivo es intentar que los demás mueran antes que ellos. Los especialistas aseguran que este videojuego ofrece una descarga de adrenalina y como son partidas rápidas que duran unos 20 minutos en promedio, engancha mucho más porque incita a los jugadores a probar suerte una y otra vez.

¿Fortnite es adictivo?

Fortnite se ha convertido en el principal entretenimiento de muchos niños y adolescentes, e incluso en una obsesión que ha hecho saltar las alarmas no solo de sus padres, sino también de los especialistas. Y es que, para muchos, la inmersión que ofrece este videojuego podría resultar riesgosa para la salud.

 

La clave del éxito de Fortnite podría ser el hecho de que establece un "mecanismo de recompensa variable", lo que significa que va otorgando premios a los jugadores a medida que van avanzando. Estos van encontrando cosas nuevas y son premiados con armas y otros accesorios que hacen muy entretenido el juego y lo incitan a jugar más.

 

De acuerdo con unos investigadores de la Universidad de Escocia, este videojuego no es adictivo, aunque afirman que sí es cierto es que es difícil que la gente deje de jugarlo. Asimismo, consideran que la popularidad del juego se basa en que entrega una experiencia de juego que atrapa.

 

No todos los especialistas coinciden con esta afirmación. Y es que, varios médicos del Hospital de Niños de Boston han descubierto una serie de problemas físicos y sociales que presentan los jóvenes que juegan Fortnite a diario. Han explicado que los chicos no están durmiendo, han dejado de ir a la escuela y hasta están abandonando las actividades sociales para conectarse al juego.

 

Estos son algunos de los síntomas que sufre una persona adicta a las drogas, por ello han comparado la adicción a este juego como una adicción a las drogas. Estas personas cuando no están jugando manifiestan falta de apetito, ansiedad y cansancio acarreado por un descanso insuficiente.

 

Realmente jugar videojuegos no es malo; el problema es cuando éste interfiere en la vida diaria de las personas. Por ello es fundamental que los padres limiten el tiempo que pasan sus hijos jugando videojuegos, sea Fortnite o cualquier otro. Según el psiquiatra Sergio Oliveros Calvo no existe un tiempo saludable para los videojuegos. Su recomendación es que sea el menor posible, quizá 30 minutos y no más de 1 hora.

 

Recuerde que el trastorno por videojuegos ya es reconocido como problema mental por la Organización Mundial de la Salud, así que es importante prestar atención al comportamiento de los niños en cuanto a este tema. Si quiere saber más, en nuestro blog encontrará más información sobre este tema.

Fuente: ActitudFEM

Solicita un presupuesto personalizado para tu Colegio:

Una enfermera escolar SUMA SALUD en tu colegio.

Deja un comentario





Scroll To Top